In Fórmula 1, Fórmula1

La Fórmula 1 es conocida por ser uno de los deportes más reglamentados del mundo. La Federación Internacional del Automóvil (FIA) supervisa y hace cumplir las reglas de la Fórmula 1 a través de un complejo sistema de sanciones diseñado para mantener la seguridad, la equidad y la competitividad en las carreras. Las sanciones en la F1 van desde pequeñas penalizaciones cronometradas hasta la descalificación de toda una temporada. Comprender los diferentes tipos de sanciones en la F1 y cómo se aplican es crucial tanto para los equipos como para los pilotos y los aficionados.

Los mayordomos

La aplicación del reglamento de la F1 recae en los comisarios designados para cada carrera por la FIA. En cada Gran Premio hay cuatro comisarios, incluido un comisario piloto con experiencia reciente en F1. Los comisarios ofician el evento e investigan cualquier posible infracción del reglamento deportivo o técnico. Tienen autoridad para imponer sanciones en función de la gravedad de la infracción. Los comisarios actúan de forma autónoma, pero pueden remitir los incidentes a la FIA para su revisión si es necesario. Sus juicios y decisiones de penalización durante un fin de semana de carreras son inapelables.

Tipos de sanciones

Multas por conducir en lugares prohibidos y por dejar de hacerlo

Las penalizaciones de “drive-through” y “stop-go” exigen que un piloto circule por el pit lane sin detenerse para cambiar neumáticos o realizar reparaciones. Una penalización drive-through implica continuar por boxes a la velocidad máxima permitida. En un stop-go, el piloto debe detenerse por completo en el área de penalización designada durante un tiempo determinado (normalmente 5 ó 10 segundos) antes de reincorporarse a la carrera. Estas sanciones se aplican durante una carrera por infracciones menores como exceso de velocidad en el pit lane, salidas inseguras de una parada en boxes o adelantamientos en condiciones de bandera amarilla. El tiempo perdido conduciendo o parado en boxes actúa como castigo.

charles-leclerc

Penalizaciones de 5 y 10 segundos

Las penalizaciones de 5 o 10 segundos se añaden al tiempo total de carrera de un piloto por infracciones menores, como forzar a otro piloto a salirse de la pista. Los comisarios las aplican después de la carrera. Las penalizaciones de tiempo están diseñadas para afectar mínimamente al resultado de un conductor y, al mismo tiempo, imponer un castigo. Se pueden imponer penalizaciones de hasta 20 segundos por incidentes entre pilotos que se consideren incidentes de carrera en los que ninguno sea totalmente culpable.

Sanciones en la red

Las penalizaciones en parrilla se aplican a la clasificación y obligan a un piloto a salir un número determinado de posiciones por debajo de su resultado en la clasificación. Suelen evaluarse por cambiar el motor o los componentes mecánicos por encima del número asignado por temporada, cambios de caja de cambios fuera del ciclo de vida mínimo y otras infracciones técnicas que proporcionan ventajas de rendimiento si no se controlan. Los cambios menores en el motor y la caja de cambios suelen provocar una caída de 5 o 10 puestos en la parrilla, mientras que las mejoras importantes en el tren de potencia pueden provocar salidas desde la parte trasera de la parrilla.

Puntos de penalización

Los puntos de penalización se añaden a la superlicencia FIA del piloto. Cualquier incidente en pista o infracción del reglamento deportivo puede acarrear puntos de penalización, además de otras sanciones prescritas. Si un piloto acumula 12 puntos de penalización en un periodo de 12 meses, se le sancionará automáticamente con una carrera. El cumplimiento de la prohibición restablece el periodo de 12 meses. Los puntos de sanción caducan una vez transcurridos 12 meses desde su imposición. Este sistema está diseñado para los delincuentes reincidentes que no ajustan su comportamiento tras las sanciones iniciales.

Descalificaciones por raza

Una sanción extremadamente severa que pueden imponer los comisarios es la descalificación inmediata de los resultados de la carrera. Entre los motivos se incluyen no pasar las inspecciones técnicas posteriores a la carrera, superar los límites de flujo de combustible y las infracciones de conducción especialmente peligrosas. El piloto descalificado pierde todos los puntos y podios obtenidos por su posición final. También se borran sus tiempos de clasificación, lo que les obliga a salir desde el pit lane en la siguiente carrera. También pueden imponerse prohibiciones de carrera por las infracciones más graves.

Descalificaciones de la temporada

En caso de infracciones técnicas graves que pongan en entredicho la legalidad del rendimiento de un equipo durante toda la temporada, la FIA puede descalificarlo por completo de los campeonatos de constructores y pilotos. Esta penalización quita todos los puntos ganados durante toda la temporada. Es el último recurso para infracciones como eludir ilegalmente los medidores de flujo de combustible o utilizar sistemas de control de tracción prohibidos. El coste masivo de perder todas las bonificaciones del campeonato y el dinero de los premios sirve como elemento disuasorio de las grandes trampas técnicas.

max-verstappen-red-bull

Aplicación de sanciones

Los comisarios tienen la autoridad exclusiva para determinar las sanciones durante un fin de semana de carreras. Para las infracciones menores que se produzcan durante una sesión de entrenamientos, pueden borrar los tiempos por vuelta que excedan los límites de la pista o que se hayan realizado de forma insegura.
Durante la clasificación
se pueden aplicar penalizaciones en parrilla por cualquier infracción. Antes de cada fin de semana de carreras, se organizan sesiones informativas para los pilotos en las que se explican las normas especiales temporales, como los procedimientos de bandera amarilla específicos para cada circuito, con el fin de garantizar su comprensión antes de imponer las sanciones correspondientes.

Los comisarios emiten las sanciones de drive-through y stop-go llamando por radio al jefe de equipo del piloto que cometió la infracción. El equipo está obligado a indicar a su piloto que entre en boxes y se someta al procedimiento de penalización. No cumplir con la penalización dentro de las 3 vueltas siguientes a la notificación puede dar lugar a un castigo adicional o a la descalificación. Las penalizaciones de tiempo, parrilla y puntos se comunican a los equipos mediante avisos oficiales y los oficiales de carrera las aplican automáticamente después de la carrera.

Las sanciones en revisión que requieren el juicio de los comisarios o el análisis de nuevas pruebas siguen estos pasos:

  • Notificar al competidor investigado y a cualquier tercero pertinente. Esto les permite revisar las pruebas y preparar la defensa.
  • Celebración de una vista en la que la parte acusada puede presentar su versión de los hechos.
  • Deliberación y veredicto de los comisarios.
  • Imposición de sanciones si se confirma la infracción.
  • Dar a conocer los detalles de la decisión a todos los competidores y al público.

Todo el proceso está diseñado para ser transparente y, al mismo tiempo, proporcionar una resolución rápida durante los fines de semana de carreras. Después de la carrera, las vías de recurso son limitadas si surgen nuevas pruebas sobre la decisión de los comisarios.

Factores de gravedad de la sanción

A la hora de decidir las sanciones, los comisarios sopesan estos factores atenuantes y agravantes:

  • Gravedad y naturaleza de la infracción. Las infracciones técnicas que afectan directamente al rendimiento del coche se tratan con más dureza.
  • Instancias repetidas frente a aisladas. La reincidencia justifica sanciones más severas en virtud del sistema de penalización por puntos.
  • Intencionado vs no intencionado. El engaño deliberado o la conducción peligrosa agravan los castigos.
  • Ventaja obtenida. Las sanciones pretenden eliminar cualquier beneficio de las infracciones.
  • Efecto sobre otros competidores. Los incidentes que afecten a los resultados de la carrera para otros conductores pueden dar lugar a sanciones más estrictas.
  • Daños causados. Los incidentes que provocan daños o lesiones merecen un castigo más severo.
  • Cooperación en las audiencias. La admisión de culpabilidad y el arrepentimiento pueden reducir las penas en determinados casos.

Los comisarios tienen un gran margen de maniobra para evaluar los factores de la situación y determinar las sanciones deportivas apropiadas. La FIA se reserva el derecho de anular las decisiones de los comisarios en circunstancias excepcionales si surgen pruebas de incoherencias graves o interpretaciones erróneas de las normas.

Por qué las sanciones son cruciales en la F1

El amplio sistema de sanciones de la F1 existe por tres razones fundamentales:

  1. Garantizar la seguridad – Las duras sanciones por conducción peligrosa y coches en condiciones inseguras disuaden a los equipos de comprometer la seguridad en nombre del rendimiento.
  2. Mantener la competitividad – Los reglamentos técnicos y deportivos pretenden mantener la competición reñida y el gasto contenido para lograr la sostenibilidad financiera. Las sanciones impiden el desarrollo incontrolado.
  3. Promover la equidad – Las normas se aplican por igual a todos los equipos y
    pilotos
    . La aplicación estricta de la normativa garantiza la igualdad de condiciones.

Las penalizaciones forman parte del reto de dominar la Fórmula 1. Encontrar el rendimiento dentro de las normas y llevarlas al límite sin cruzar la línea es el nombre del juego. Tanto para los pilotos como para los equipos, mantenerse dentro de las líneas marcadas por los estrictos códigos deportivos de la FIA separa a los campeones del resto de la parrilla.

Aunque a veces puedan parecer duras o excesivas, el amplio marco de sanciones de la F1 es crucial para mantener las carreras seguras, competitivas y justas al más alto nivel del automovilismo. Los comisarios tienen mucho trabajo vigilando a los brillantes, aunque a veces demasiado ambiciosos, pilotos y a los ingenieros. Durante más de 60 años, el sistema ha tenido más o menos éxito frente a unos intereses y ambiciones cada vez mayores.

Riccardo Tafà
Riccardo Tafà
Riccardo nació en Giulianova, se licenció en Derecho en la Universidad de Bolonia y decidió dedicarse a otra cosa. Tras una temporada en el ISFORP (instituto de formación en relaciones públicas) de Milán, se trasladó a Inglaterra. Comenzó su carrera en Londres en el sector de las relaciones públicas, primero en MSP Communication y luego en Counsel Limited. Luego, siguiendo su pasión malsana por el deporte, se trasladó a la SDC de Jean Paul Libert y empezó a trabajar en dos y cuatro ruedas, esto fue en 1991/1992. Siguió un breve traslado a Mónaco, donde trabajó junto al propietario de Pro COM, una agencia de marketing deportivo fundada por Nelson Piquet. Regresó a Italia y empezó a trabajar en primera persona como RTR, primero una consultora y luego una empresa de marketing deportivo. Ya en 2001, RTR ganó el premio ESCA al mejor proyecto de MKTG deportivo en Italia en el año 2000. Entre otras cosas, RTR obtuvo la puntuación más alta entre todas las categorías y representó a Italia en el concurso europeo de la ESCA. A partir de ese momento, RTR deja de participar en otros premios nacionales o internacionales. A lo largo de los años se lleva algunas satisfacciones y se traga muchos sapos. Pero sigue aquí, escribiendo de forma desencantada y sencilla, con el objetivo de dar consejos prácticos (no solicitados) y elementos de reflexión.
Recent Posts

Leave a Comment

Tipos de sanciones de Fórmula 1 y cómo se aplican: El reglamento de la FIA, RTR Sports
Tipos de sanciones de Fórmula 1 y cómo se aplican: El reglamento de la FIA, RTR Sports