In Deportes de motor, Patrocinador deportivo

¿Qué es la competencia de la Fórmula E?

La Fórmula E es la más importante de las carreras de eléctricas y se lleva a cabo bajo el alero de la FIA. La serie, en la cual los monoplazas corren en circuitos por calles cerradas, obtuvo recientemente la calificación de “Campeonato Mundial” a pesar de que hace tiempo en todos los continentes se llevan a cabo fines de semanas de los Grandes Premios.

No obstante su relativa juventud, la primera carrera vio la luz verde en el año 2014, la Fórmula E ya ha tenido importantes mejoras tecnológicas. Los autos Gen-2 son más veloces, visualmente muy atractivos y, por sobre todo, pueden realizar toda la carrera sin necesidad de cambiar autos para recargar la batería.

La temporada 2021 verá a 12 equipos y 24 pilotos en la línea de salida, con los mejores fabricantes peleando por el título. Desde Audi, Mercedes, Jaguar y Nissan, la Fórmula E ha reunido a lo mejor de la industria automotriz gracias a su visión de futuro.

El heroe portugués Antonio Felix da Costa en Techeetah es el actual Campeón Mundial.

¿Son todos los autos de la Fórmula E iguales?

La Fórmula E siempre ha sabido reducir costos: lo saben muy bien (y la Fórmula 1 es un ejemplo de esto) que el dinero es muy importante cuando se trata de una carrera competitiva. Dele a alguien 1000 libras esterlinas para desarrollar una auto improvisado y es muy probable que su proyecto sea más veloz que el de aquel que recibió 25 libras esterlinas por el mismo trabajo.

Para reducir costos, algunas partes (como el chasis, las baterías y el kit aerodinámico) son específicas y, por lo tanto, iguales para todos los equipos. Por otra parte, las cadenas cinemáticas, las cajas de cambio, la suspensión y otros componentes no son específicos, por lo que cada fabricante trae los propios a las carreras.

¿Reemplarazá la Fórmula E a la Fórmula 1?

Esta es una muy buena pregunta a discutir en el mundo de los deportes de motor y en la industria del marketing deportivo.

No cabe duda alguna de que hoy la Fórmula 1 es aún la más importante de las carreras de cuatro ruedas y de los deportes de motor en general. Y esto se podría deber al glamuroso pasado de la Fórmula 1 y al hecho de que, gracias a la cobertura masiva en televisión nacional en el pasado, el deporte ha acumulado una enorme audiencia a nivel mundial. Pídale a alguien que nombre un auto de carreras y 9 de cada 10 personas pensarán en un monoplaza de la Fórmula 1.

Dos grandes fuerzas motrices jugarán un rol preponderante en el combate entre la F1 y la FE: la competitividad en la parrila y el futuro sustentable de la industria automotriz.

En el primero, ha pasado un buen tiempo desde que la reina de las carreras no ha producido una pelea entretenida por el título. Desde el inicio de la era híbrida en 2014, Mercedes ha ganado cada Campeonato, convirtiéndola en quien por más tiempo ha dominando el deporte. A Lewis Hamilton le ha sido difícil encontrar un oponente digno, quizás exceptuando a su antiguo compañero de equipo Nico Roseberg en 2016. Ahora, mientras Hamilton sea un extraordinario talento que sin duda alguna lo es y se merece todo el éxito, el deporte sufre por falta de competitividad. Incluso los fanáticos acérrimos pueden cansarse después del enésimo Silver Arrow one-two.

Las diferencias no son tan grandes en la Fórmula E, en parte gracias a su totalmente diferente estructura de costos. La fórmula eléctrica ha logrado producir carreras reñidas y muy emocionates en sus siete temporadas y siempre entrega en las imagenes destacadas post carrera más de un momento impresionante.

También, está la pregunta acerca de la visión de futuro para la industria automotriz. Sin duda alguna, siendo el futuro de la movilidad eléctrico, tiene mucho más sentido que un fabricante se una a un deporte que es… eh, eléctrico y muchísimo menos costoso. Por esta razón es que los fabricantes de autos desean unirse a la Fórmula E, mientas que sólo algunas lo hicieron a la F1 en los últimos años, siendo Aston Martin más que una excepción a la regla que otra cosa.

¿Entonces, la Fórmula E reemplazará a la Fórmula 1? Quizás no por ahora, pero en el futuro podríamos ver a estos dos deportes acercándose entre ellos para crear un Megazord de los deportes de motor: rápido, emocionante, moderno y sustentable.

¿Quiénes patrocinan a la Fórmula E?

De hecho, es una buena pregunta y podría responderse a través de una opulenta lección acerca de las inherentes y peculiares características de los deportes de motor versus los deportes no impulsados por un motor. Le ahorraremos el dolor, por una vez.

Es suficiente decir que dado el sistema de valores de los deportes de motor, las compañías de todas las industrias están más que deseosas de unirse a la más grande de las series de carreras. Hablemos de velocidad, eficiencia, pasión, innovación, trabajo en equipo, tecnología de punta y, por supuesto, todos quieren contribuir, desde bebidas energéticas, fabricantes de computadoras, compañías de seguros, fabricantes de aceites y lubricantes.

También, la Fórmula E tiene otra carta bajo la manga y esa, por supuesto, es la carta de la sustentabilidad, tanto medioambiental como económica. Ese es un movimiento al que últimamente la mayoría de las compañías desean unirse (y con razón) y uno que representa un pilar fundamental en la estrategia comunicacional de muchas compañías.

Entonces ahí lo tiene, la mezcla perfecta. Por lo tanto no debería ser una sorpresa ver muchas increíbles compañías respaldando a la Fórmula E, entre ellas ABB, Tag Heur, DHL, Heineken, Enel, Moet & Chandon.

¿Puedo patrocinar a la Fórmula E?

Por supuesto, puede patrocinar a la Fórmula E. Y hay muchas razones por las que usted y su compañía debieran hacerlo.

Se que puede sonar sesgado, pero para poder comprender qué oportunidades hay en la Fórmula E (y en general cuáles oportunidades hay afuera para usted y su compañía) debiera ponerse en contacto con unaagencia de marketing deportivo independiente o una agencia de patrocinio deportivo como RTR Sports.

La primera pregunta que hará, por supuesto, es “¿cuánto cuesta?” Sin embargo, la primera pregunta que se le hará es “¿cuál es el propósito de esto?” Verá, al igual que en todas las sociedades en los deportes globales, no hay tal cosa como los paquetes de patrocinio: todo está hecho a la medida. Los acuerdos en la Fórmula E son muy flexibles y tienen niveles de entrada competitivos, por lo tanto todo se trata de los derechos de marketing que quiere y de los beneficios que necesita en el contrato.

De igual manera, por cada centavo invertido en el patrocinio, debiera considerar invertir algo en la activación del patrocinio. Si bien el negocio de la activación del patrocinio es bastante similar en todos los deportes de motor, debe tenerse en consideración que, por ejemplo, las oportunidades de activación en la Fórmula E son ligeramente diferentes a las de la Fórmula 1, dada la estructura del deporte, la naturaleza de los circuitos y cómo el campeonato está formado y es transmitido.

¿Qué es el FANBOOST de la Fórmula E?

El FANBOOST de la Fórmula E es una estrategia de gestión deportiva muy inteligente. En los días previos a la carrera y hasta 15 minutos antes del inicio de la misma, los fanáticos pueden votar por su piloto favorito a través de la aplicación de la FIA Fórmula E o en el sitio web.

Más que tan sólo una encuesta o un concurso per se, aquellos pilotos que reciban más votos obtendrán una ventaja efectiva en la pista. Por una cantidad de segundos limitada, sus autos tendrán energía adicional, lo que les permitirá hacer ese adelantamiento crucial y mantener a raya a un rampante oponente.

Los pilotos pueden elegir cuándo utilizar el impulso de los fanáticos durante una carrera y esto puede apreciarse visualmente a través de una luz LED color púrpura en el halo.

¿Puede usted comprar un auto de la Fórmula E?

Por extraño que sea, sí, puede. Al menos en papel.

Una artículo de Bloomberg del año 2018 hizo a más de alguno alzar las cejas cuando afirmaron que, de hecho, se podría adquirir un retador de la Fórmula E. Si usted tuviera en un su bolsillo un millón de dólares de sobra (decía el artículo), podría incluso comprarse un auto FE para dar algunas vueltas en su pista local.

Bueno, los chicos de Bloomberg no estaban del todo equivocados. Ahora, no es como que usted pudiera entrar a una concesionaria de autos y escoger un modelo y color. Más bien, si usted conociera a alguien amigo de alguien, podría poner sus manos en uno de los 40 autos que la Fórmula E usó para sus primeras dos temporadas de carreras.

No es nada nuevo para los fanáticos más acérrimos de las carreras y los entusistas de la Fórmula 1, quienes saben muy bien que muchos equipos tienen programas para clientes extramademente ricos que quieren sentir la emoción de poseer un auto de la Fórmula 1. Por ejemplo, la Ferrari tiene uno, en donde usted puede adquirir el auto que le dio a Michael Schumacher varios títulos o el retador que casi le dio uno a Eddie Irvine. Es una pena, sin embargo.

Puesto que estos autos no tienen permiso legal para circular por las calles y necesitan un equipo de mecánicos sólo para encenderlos. Pero no hay nada que el dinero no pueda comprar.

Emanuele Venturoli
Communication Manager for RTR Sports Marketing. A degree in Communication at the University of Bologna and a passion for sport brought me where I'm today.
Recent Posts

Leave a Comment

Let's get in touch!

Can't find what you're looking for? Send us a quick message and we'll get back to you in minutes.

Patrocinio de MotoGP