In Patrocinador deportivo

La noticia de que Valentino Rossi está fuera del equipo Yamaha MotoGP 2021 cambia radicalmente el panorama actual de MotoGP. Desde el deporte hasta los patrocinios deportivos en MotoGP, el mundo de las carreras de motocicletas está inexorablemente unido al futuro de “El Doctor“. Pero no es necesariamente algo malo.

Rossi sale, Quartararo entra

El miércoles 29 de enero de 2020, el francés Fabio Quartararo anunció que correría para Yamaha Factory desde 2021. Este anuncio llega después de la noticia de la semana pasada desde Iwata sobre la renovación de contrato de Maverick Viñales: el piloto español ha extendido su contrato hasta 2022.

Desde una perspectiva deportiva, esta es una elección comprensible por parte de Yamaha, con dos jóvenes y rápidos pilotos para la próxima temporada, quienes, a la fecha, parecieran ser las únicas cartas a jugar en contra del superpoderoso Marc Márquez. Con 45 años entre los dos, Maverick y Fabio son capaces de darle al fabricante japonés varios años de continuidad tanto en términos de desarrollo como de resultados de alto nivel.

Valentino Rossi renunciaría al equipo oficial de Yamaha, desde 2021 (según la prensa) y se tomaría un tiempo de descanso hasta mediados de la temporada 2020 para decidir su futuro. Prosaicamente, Rossi tiene dos opciones: el retiro o un asiento satélite de lujo con Petronas Yamaha con una moto de fábrica y un contrato.

valentino-rossi

MotoGP hoy y mañana

Está claro que actualemente los confines del nuevo MotoGP están siendo re diseñados. Las temporadas 2020 y 2021 cambiarán radicalmente el escenario del Gran Premio de motociclismo, con Márquez como probable único punto fijo es un mundo en incesante rotación. Sin embargo, el cambio es prudente, lleno de “quizás” y “quién sabe”, en donde el futuro de algunos de los pesos pesados en la categoría aún deben ser evaluados, incluyendo los de Rossi, Cructhlow, Petrucci y así sucesivamente, sin mencionar a Lorenzo a quién quizás sea descartado con demasiada prisa.

Más que cualquier otro, es la despedida de Rossi al equipo de Yamaha de MotoGP, con quien ganó sus últimos cuatro títulos mundiales, el que marca con fuerza la llegada de una nueva era en las carreras de motos. Aún queda por ver si es que Valentino (y será sólo decisión de él) decide colgar el casco o continuar en una Yamaha satélite con el equipo de Petronas.

El resto del paddock no sólo observará. Mientras que Ducati continua con su increíble evolución tecnológica, trayendo una extraordinaria cantidad de nuevos diseños y soluciones temporada tras temporada, Suzuki, Aprilia y KTM no tienen intención alguna de quedarse atrás.

Patrocinadores, pilotos y el futuro del deporte

Todos saben que Valentino es un nombre importante en MotoGP, no sólo desde una pespectiva deportiva. Si bien es verdad que Rossi no ha ganado un título desde 2009, hace diez años, también es verdad que el “Pilota da corsa con il numero 46” es el rostro y el más grande activo de MotoGP. Las gradas amarillas, los cientos de calcomanías con el número 46 y la cobertura de medios de “El Doctor” dan testimonio de un deportista que en muchos aspectos, se volvió más grande que el mismo deporte.

Rossi ha llevado a MotoGP a la era moderna: el último piloto en ganar el campeonato de los 500cc y el primero en ganar el actual MotoGP, haciendo de las motos de carreras un objeto de deseo para una generación de jóvenes y otros que no lo son tanto. No sería exagerado decir que Rossi ha tenido un impacto nacional: durante sus momentos de éxito y coloridas celebraciones, Rossi fue parte integral de los domingos de toda una nación, reunida religiosamente frente al televisor después de almuerzo para seguir sus hazanas en las pistas de todo el mundo.

Hay muchos quienes, precisamente por lo descrito anteriormente, temen que MotoGP pueda sufrir una gran conmoción por la retirada, o retiro gradual, del Número 46, tanto en términos financieros como de la imagen del deporte. Valentino Rossi, a demás de siempre haber sido un imán para los grandes patrocinadores, también es muy atractivo para la audiencia en un deporte financiado por el “Pay per View“. Rossi es un gran deportista y también una estrella con un excelente perfil en las redes sociales. Una bendición para los programas de televisión que trasmiten el Gran Premio del motociclismo y para los operadores económicos terceros que giran en torno al paddock.

Sin uno de los mejores deportistas de la historia, los más escépticos se preguntan:¿aún habrán patrocinadores dispuestos a invertir y canales de televisión haciendo cola por tener los derechos de transmisión de las carreras?

Miedo a lo nuevo

En este blog, ya hemos señalado la situación que se está desarrollando en MotoGP, con decir que durante años los equipos, campeonatos y las organizaciones deportivas han estado buscando soluciones y periodos de transición para cuando las grandes estrellas decidan poner fin a sus largas y gloriosas carreras.

Sin volver a este debate, aquí debemos considerar dos cosas reales y necesarias. La primera es que sería ingenuo pensar que la renuncia de Rossi, o su relegación del equipo satélite, no tendrá ningún efecto en el circo del Gran Premio de motociclismo. El segundo, por otro lado, es que la despedida de Valentino no significará el final de MotoGP ni que quede en el olvido.

De hecho, es esencial que recordemos que el Gran Premio de motociclismo es la más grande expresión de todo el movimiento de las carreras de motos, que cada año atrae a millones de personas en todos los niveles. Mientras hayan motocicleas, habrá MotoGP, y mientras hayan fanáticos de las motocicletas, también habrán fanáticos de las carreas de motocicletas.

Entonces, tras aclarar que el Gran Premio de motociclismo no se irá junto con Valentino, el mayor o menor éxito de MotoGP y la participación de los patrocinadores y la televisión, estarán estrechamente relacionados con la competitividad del deporte. Mientras más emocionante sea la carrera, más pilotos competirán. Y si los fabricantes crean motocicletas que puedan competir entre ellas a un nivel equitativo, es difícil imaginar que el deporte no tendrá un futuro muy prometedor.

Por otro lado, siempre tendemos a pensar que la partida de un gran campeón, como lo que sucedió con Jordan cuando se retiró del baloncesto profesional, la despedida de Sampras y Agassi del tenis profesional y así sucesivamente, partidas y un vacío difícil de llenar. Es completamente comprensible; sin embargo, por lo general, es un miedo un imjustificado a lo nuevo.

Sin duda alguna, los deportes, cuya fortuna se basa en la presencia de grandes campeones, tienen el objetivo final de ser apasionantes y emocionantes. Esto sucede cuando la competencia es salvaje, el resultado incierto y el final puede tomar cualquier dirección.

La geografía y el nuevo mundo

Finalmente, es importante ver más allá cuando analizamos asuntos de tan amplio espectro.

Está claro que la geografía de las carreras (y de los deportes en general) está cambiando, con aperturas de mercado que tan sólo hace diez, quince años parecían imposibles. En el calendario de MotoGP, más de un 33% de las carreras se llevan a cabo fuera de Europa, mientras que en la Fórmula 1, la mitad de las carreras (11 de 22) se llevan a cabo en otros continentes. Nuevas pistas, nuevas audiencias y también nuevos e importantes patrocinadores (como Petronas) que fuerzan un cambio de perspectiva hacia un futuro de los deportes lejos de las antiguas restricciones.

Y es precisamente por estas razones que los campeonatos de entreamiento que se desarrollan bajo el alero de Dorna, como el British Talent Cup y el Asia Talent Cup, y que buscan identificar a los nuevos talentos fuera de Italia y España, son esenciales a largo plazo.

Emanuele Venturoli
Communication Manager for RTR Sports Marketing. A degree in Communication at the University of Bologna and a passion for sport brought me where I'm today.
Recent Posts

Leave a Comment

Let's get in touch!

Can't find what you're looking for? Send us a quick message and we'll get back to you in minutes.

patrocinio-fórmula-e