In MotoGP, Sin categorizar

Hay principalmente tres razones por las que los pilotos de MotoGP sacan la pierna durante un tramo de frenada: para aumentar la resistencia al aire, para facilitar la entrada en la curva y para evitar un adelantamiento por el interior de un rival. Una técnica de pilotaje bastante nueva, introducida por Valentino Rossi, que todo el mundo está adoptando.

Como bien saben los aficionados y los conocedores, la evolución en el campo
MotoGP
no se mide únicamente por los avances técnicos. Las nuevas motos, los nuevos circuitos y los nuevos equipamientos tecnológicos siempre han condicionado el progreso del estilo de conducción y la técnica de los pilotos, que siempre buscan el equilibrio perfecto con los medios mecánicos y el mayor rendimiento posible.

El torso dentro del carenado, la rodilla en el suelo y ahora la famosa “pierna fuera” son sólo las modificaciones más llamativas de una forma de conducir que ha cambiado profundamente en los últimos años.

Valentino Rossi y la pierna fuera

Probablemente fue Valentino Rossi quien introdujo por primera vez esta nueva técnica de pilotaje, en 2005 en Jerez durante el ya famoso adelantamiento a Sete Gibernau.

Al llegar a la última curva a pocos metros de su rival, el Doctor intentó un adelantamiento desesperado, con una frenada furiosa que le permitió superar al entonces piloto del Movistar y triunfar en el circuito español. Ya sea por instinto o por un cálculo increíble, durante la frenada, Rossi lanzó su pierna interior sobre la plataforma de la moto, dejándola en el aire en el vértice.

En uno de los momentos más emocionantes de la historia de las carreras modernas de dos ruedas, el piloto de Tavullia ha vuelto a reescribir el gran libro del motociclismo.

Pronto, un gran número de pilotos comenzó a perfeccionar la maniobra, obteniendo una ventaja apreciable y estudiando sus efectos y características, calibrando la amplitud del movimiento y el momento adecuado para sacar y retirar la pierna.

Hoy en día es difícil, si no imposible, encontrar un piloto de MotoGP que no utilice esta técnica, exasperándola en las frenadas fuertes o sólo insinuándola en los cambios de dirección más lentos. Las razones que hacen que esta maniobra sea tan eficaz, según nos cuentan los propios pilotos, son tres, dos de ellas relacionadas en gran medida con la física y una con una competencia más estrecha.

Freno aerodinámico

Una de las razones por las que los pilotos de MotoGP sacan la pierna en las frenadas es para crear resistencia aerodinámica, oponiendo una mayor superficie al flujo de aire que les golpea a muy alta velocidad.

En este caso, la pierna situada en el exterior de la silueta del jinete se convierte en una especie de vela o alerón que recoge el aire, frenando al jinete y a su corcel al acercarse a la curva. Es lo que ocurre con los coches de carreras de arrastre, que al final de la recta lanzan un gran paracaídas de lona detrás de ellos, o como los aviones que, para frenar en la pista, hacen brotar grandes alerones de sus alas para frenar el flujo de aire.

Está claro que este efecto “paracaídas” ofrece una capacidad limitada para reducir la velocidad, pero todo es más que útil a la hora de buscar el último centímetro posible para salir del acelerador y pegarse a los frenos. Al fin y al cabo, como dice el refrán, el secreto del éxito es ser “el primero en acelerar y el último en frenar”.

Centro de gravedad, fuerza centrífuga y momento de rotación

Lo que le ocurre a una moto que toma una curva en máxima inclinación a muy alta velocidad es un pequeño milagro de la física. En unas milésimas de segundo se entrelazan decenas de fuerzas opuestas que apuntan en direcciones diferentes. El equilibrio de estas fuerzas proporciona una maniobra perfecta y una velocidad increíble. Por el contrario, cuando algo no funciona entre estas fuerzas, sólo hay dos opciones: o se baja o se va en largo.

En un ser humano, cada pierna corresponde aproximadamente al 20% del peso corporal. Una masa considerable, que para un individuo de unos setenta kilos corresponde a unos quince kilos.

El uso hábil de un peso de este tipo puede influir en gran medida en el desplazamiento del centro de gravedad y en la resistencia resultante a la fuerza centrífuga que requiere la combinación moto-piloto para salir de la curva. Mover la pierna dentro de la curva, lejos del cuerpo, significa de hecho mover todo el centro de gravedad, facilitando la entrada en la curva.

Al mismo tiempo, debido a la resistencia del aire descrita anteriormente, la pierna y la pelvis giran ligeramente hacia la dirección opuesta del movimiento, creando un momento de rotación que, de nuevo, facilita ligeramente el “giro” de la moto.

Evitar los adelantamientos

De forma más pragmática, muchos conductores atribuyen a la pierna exterior el gran mérito de impedir o dificultar los adelantamientos por el interior. Especialmente en el competitivo MotoGP de hoy en día, en el que las frenadas son uno de los puntos en los que se producen más adelantamientos, el interior de la curva es uno de los lugares más populares para intentar adelantar a tu rival.

Extender la pierna al frenar significa aumentar el área de defensa y ofrecer un obstáculo extra para que el jinete perseguidor lo sortee.

La salida de la pierna en la frenada entre el mito y la leyenda

Es difícil decir si los tres puntos mencionados son realmente ciertos o si, como quieren los menos soñadores, hay mucho de moda en esta espectacular y atrevida maniobra. En resumen, es difícil distinguir la fantasía de la prueba científica y entender cuáles serían los resultados de los tiempos por vuelta si alguien dejara de tirar la pierna y la mantuviera firmemente en el lado de la moto.

Lo que es seguro es que si los veintidós pilotos más rápidos del mundo adoptan esta técnica, habrá alguna ventaja, aunque sólo sea psicológica, como una especie de efecto placebo muy especial. El hecho es que, al igual que la rodilla en el suelo, la pierna fuera en la frenada -incluso mejor con la bota tocando ligeramente el asfalto para levantar una bocanada de humo- se convirtió inmediatamente en un gran favorito del público y en un símbolo de este maravilloso deporte. Entonces, aunque sólo sea por eso, valdría la pena.

Emanuele Venturoli
Emanuele Venturoli
Communication Manager for RTR Sports Marketing. A degree in Communication at the University of Bologna and a passion for sport brought me where I'm today.
Recent Posts

Leave a Comment

Aficionados al Motogp
Pilotos de Fórmula 1