In MotoGP, Patrocinios deportivos, Sin categorizar

En el automovilismo, la búsqueda de la atención del espectador no se limita a la pista y los coches o motos, sino que se extiende a los ángulos más pequeños y tácticos, como las viseras de los cascos de los pilotos. Estos pequeños espacios, aunque insignificantes en apariencia, resultaron ser una baza excepcional para los patrocinadores, deseosos de descubrir formas cada vez más innovadoras de destacar entre la miríada de marcas presentes, a veces de forma desordenada.

Conectar a la estrella

En los últimos años, ha aumentado notablemente la importancia de los patrocinadores, que prefieren exhibir su marca en los pilotos. Cada milímetro del casco, del traje y, más aún, de la visera, se transformó en un tesoro para la inserción de logotipos. La proximidad física a nuestro héroe hace que esta opción sea una de las primeras a considerar cuando se aborda un proyecto de patrocinio con objetivos de visibilidad ambiciosos y una inversión quizá baja.

Después de las carreras, las entrevistas o el podio, estos espacios pequeños pero tácticos proporcionan a los patrocinadores una visibilidad prolongada e inigualable, ya que se está conectado con un ser humano que transmite emociones de una forma diferente y más poderosa que un medio mecánico, aunque tan excepcional como un F1 o una MotoGP.

Visibilidad y posiciones privilegiadas

La visera, en particular, ofrece una posición privilegiada, asegurando que el logotipo del patrocinador esté constantemente visible siempre que el piloto sea filmado por la cámara frontal, con planos cerrados que buscan los ojos de los protagonistas. La centralidad de la visera, y la posibilidad de estar presente en ella, es vital en una era en la que los medios digitales desempeñan un papel clave en la difusión de la imagen de pilotos y equipos.

Sobre todo en las redes sociales, que en su mayoría se utilizan a través del teléfono y, por tanto, con pantallas pequeñas, predominan los planos cerrados de los protagonistas.

gresini sin frenos

Diferencias entre los espacios del conductor y del equipo

A diferencia de los grandes espacios disponibles en los vehículos de carreras y en el equipamiento de los equipos, la visera representa un espacio único dedicado a los pilotos. Esta distinción ofrece a los patrocinadores una oportunidad única de vincularse no sólo al equipo, sino también a la imagen personal y al carisma del piloto, intensificando el impacto emocional en el público.

Algunos ejemplos: Lentes sin freno y Galileo

Ejemplos notables de esta estrategia son las colaboraciones entre pilotos y marcas como Unbraked y Alex Márquez o Andrea Dovizioso y Lenti Galileo. Estas alianzas no sólo se han beneficiado de la visibilidad derivada de la posición destacada en la visera, sino que han generaron y están generando historias atractivas que han establecido su marca en el mundo del automovilismo, en pocas palabras la creatividad y la estrategia pueden convertir un pequeño espacio físico en una poderosa herramienta de marketing.

andrea dovizioso patrocinio galileo motogp

Un poco de historia

El patrocinio de cascos en la Fórmula 1 comenzó en los años sesenta.
Antes de eso, leyendas como Juan Manuel Fangio, Nino Farina y Jack Brabham corrieron sin patrocinadores.
1968 marcó un punto de inflexión, cuando la FIA concedió a los pilotos y a los monoplazas la libertad de hacer alarde de patrocinio, cambiando irrevocablemente la esencia del deporte.

photo_2024-03-30_14-24-31¿Y este casco? Cuenta una historia fascinante.
Jochen Rindt, piloto de carreras alemán, fue uno de los primeros en exhibir espacios publicitarios en su casco, sentando un precedente para los pilotos actuales.
Rindt, trágicamente conocido por ser el único Campeón del Mundo de Fórmula Uno premiado a título póstumo, tuvo como mánager nada menos que a Bernie Ecclestone. Este último, una mente estratégica, revolucionó el marketing deportivo en una sola noche poniendo esta petición en su casco.

Uno se asombra cuando reflexiona sobre lo mucho que ha progresado el sector.
Curiosamente, antes de la introducción de las libreas patrocinadas, el color de los coches en la Fórmula 1 era un emblema de la nacionalidad del equipo: rojo de carreras para Italia, bleu de France para Francia y verde de carreras para el Reino Unido.

Por qué una agencia de patrocinio

La evolución de las estrategias de patrocinio en el automovilismo pone de relieve la importancia fundamental de incluir en la ecuación una
agencia especializada
. Gracias a su experiencia y conocimiento del sector, estas agencias son capaces de desenterrar las oportunidades más lucrativas y negociar espacios y condiciones para maximizar la visibilidad y el impacto de los patrocinadores. En este contexto, el papel de una agencia de patrocinio deportivo resulta esencial para navegar con éxito por el complejo ecosistema de los paddocks y los backboxes.

Conclusión

La visera del casco se perfila como un espacio publicitario de gran valor en el automovilismo, que proporciona a los patrocinadores una visibilidad directa y distintiva. En un ámbito en el que cada detalle cuenta, decidir invertir en este espacio aparentemente modesto pero eficaz puede marcar la diferencia en el posicionamiento de una marca. Trabajar con una agencia de patrocinio competente es vital para aprovechar al máximo este potencial.

¿Podemos ayudarle a firmar su mejor acuerdo de patrocinio?

Riccardo Tafà
Riccardo Tafà
Riccardo nació en Giulianova, se licenció en Derecho en la Universidad de Bolonia y decidió dedicarse a otra cosa. Tras una temporada en el ISFORP (instituto de formación en relaciones públicas) de Milán, se trasladó a Inglaterra. Comenzó su carrera en Londres en el sector de las relaciones públicas, primero en MSP Communication y luego en Counsel Limited. Luego, siguiendo su pasión malsana por el deporte, se trasladó a la SDC de Jean Paul Libert y empezó a trabajar en dos y cuatro ruedas, esto fue en 1991/1992. Siguió un breve traslado a Mónaco, donde trabajó junto al propietario de Pro COM, una agencia de marketing deportivo fundada por Nelson Piquet. Regresó a Italia y empezó a trabajar en primera persona como RTR, primero una consultora y luego una empresa de marketing deportivo. 
Ya en 2001, RTR ganó el premio ESCA al mejor proyecto de MKTG deportivo en Italia en el año 2000. Entre otras cosas, RTR obtuvo la puntuación más alta entre todas las categorías y representó a Italia en el concurso europeo de la ESCA. A partir de ese momento, RTR deja de participar en otros premios nacionales o internacionales. A lo largo de los años se lleva algunas satisfacciones y se traga muchos sapos. Pero sigue aquí, escribiendo de forma desencantada y sencilla, con el objetivo de dar consejos prácticos (no solicitados) y elementos de reflexión.
Recent Posts

Leave a Comment

Patrocinador en la visera: pequeña pegatina, gran eficacia, RTR Sports